Consejos

Cómo caminar con tacones sin parecer un pato

Cómo andar en tacón sin ir “chafando huevos”

Perdón por la expresión, pero… ¡Sí!. A la mayoría de las mujeres nos suele costar aprender a caminar con tacones. Seguro que más de una vez has visto a alguien andando con tacones y te ha dado un poco de vergüenza ajena. Caminar como una modelo no tiene mucha ciencia…¡Practica! Y, bueno, seguir los consejos que te voy a dar ahora sobre cómo andar con tacones.

 

¿No sabes cómo caminar con tacones?

A mi también me costaba pero como soy una enamorada de los tacones no me quedaba otra que… ¡aprender a andar con ellos”

  1. La posición: controlar la posición es primordial para evitar dolores. Lo ideal es estirarse, apretando un poco el abdomen y los glúteos para que así no eches todo el peso en los pies o las caderas. La sensación tiene que ser como si alguien te estuviera tirando de un hilo invisible de la cabeza. Te recomiendo esta postura para caminar siempre, independientemente del tipo de calzado que estés usando ya que así estás fortaleciendo esas zonas.
  2. Tacón – punta: Sí, primero apoya la parte del tacón y luego la punta. Así te resultará más cómodo y más sencillo caminar y, por supuesto, te será más fácil mantener el equilibrio.
  3. No inclinarte hacia delante: seguro que has visto a más de una mujer con todo el peso echado hacia delante cuando lleva tacones…¡la sensación que da es horrible! Esto sucede porque está echando el peso en las caderas y no tiene la posición correcta. Para evitar esto debes tener muy presente la posición que te he explicado en el punto 1.
  4. Chafando huevos: perdón por la expresión, pero es que la imagen que dan es esa. Hay mujeres que levantan mucho las rodillas y parece que…¡sí, que están aplastando huevos al caminar!
  5. Da pasos pequeños: Al principio intenta dar pasos más pequeños de lo habitual ya que así estilizarás mucho más tu manera de andar.
  6. La famosa línea recta: no es que quiera que imites a las modelos en la pasarela, es que imaginándote una línea recta bajo tus pies hará que tu paso sea mucho más elegante. Pero ¡ojo!, no vayas mirando para abajo ya que le quitarás todo el glamour a tu postura.

Si en tu vida existe mucho “glamour” y uno de tus mayores hobbies es asesorar a tus amigas en su estilo e imagen quizá deberías de ver el Curso Especializado de Estilismo, Personal Shopper, Protocolo y Moda. Es la mejor manera de convertir tu pasión en una profesión ya que te aportará la formación necesaria para asesorar en estilo, moda, belleza e imagen personal. ¿Te imaginas poder vivir de aquello que te gusta tanto?… Mientras te sigo contando cómo escoger el tipo de tacón perfecto.

 

Cómo elegir el tipo de tacón ideal

Al principio puede parecer algo complicado pero teniendo en cuenta estas tips seguro que encuentras el high heels que necesitas.

 

Como sabes y simplificando mucho existen dos tipos de tacones: los finos y los más gruesos. ¿Por cuál decantare? Eso te lo va a marcar tu volumen corporal. Me explico, si tu complexión es más grande, es mejor que elijas un tipo de tacón más ancho por eso de buscar la proporción visual. Si por el contrario eres más delgada es preferible que escojas un tacón más fino. Es decir, debes tener en cuenta la tipología de tu cuerpo antes de comprarte un tacón.

Es muuuy recomendable que elijas un tipo de tacón con la piel buena. Que, ¿qué tiene que ver eso con cómo andar en tacones? Pues sencillamente porque cuanto más buena sea la piel, más te agarrará el pie. También busca una horma que abrace bien el pie. ¿Por qué? Porque si no la llevas sólo apoyas el tacón y las almohadillas del pie, dejando el puente al aire. Esto hace que los zapatos duelan más de lo normal. Con la horma puedes apoyar el pie entero y conseguirás que te moleste menos el pie.

La prueba del balanceo: te recomiendo que hagas este examen a todo zapato de tacón antes de comprártelo. Es tan sencillo como darle golpes suaves al zapato por la parte de detrás. Si ves que se balancean o se mueven…¡no te los compres!.  No serán buenos para tu salud.

¿El tamaño del tacón importa?

Lo mejor es ir subiendo poco a poco del tamaño el tacón. Si no tienes costumbre no intentes ir a por el super tacón fino porque te resultará complicado andar sin parecer un pato. Te recomiendo que empieces por un tacón de 4 centímetros y según te vayas encontrando cómoda pues ve subiendo.

 

Como consejo te diré que la hora perfecta para comprar zapatos es por la tarde. Ni por la mañana ni al mediodía. ¿Quieres saber por qué? Te lo cuento en este vídeo.

 

Aprender a andar con tacones – Practicar antes usar

Pues sí. Si quieres saber cómo andar con zapatos de tacón lo primero que tienes que hacer es practicar. Imagínate que tienes una boda a la que decides ir con unos tacones altos y no estás acostumbrada a llevar tacón. ¿De verdad crees que vas a andar correctamente con ellos sin haber practicado antes?

Como ya te he explicado arriba, andar con un zapato de tacón, aunque no sea demasiado grande, lleva intrínseco una técnica. Y, como todo en esta vida, para conseguir dominar cualquier técnica necesitas…¡Practicar! Cuánto más practiques menos molestias sentirás.

¿Piensas que las modelos andan así de bien con los tacones sólo porque se les da bien? No, pasan horas y horas practicando con tacones altos. Así que cálzate tus tacones y no dejes ni un rincón de tu casa sin recorrer: sube escalones, paséate por los pasillos, las habitaciones… y porqué ¿no? mírate en el espejo mientras andas. Esto hará que cada vez te sientas más cómoda y te veas más natural con tus “high heels”.

Así que ya sabes para mejorar tu forma de caminar debes practicar.

Cómo andar con cuñas

Si no te gusta mucho caminar con tacones seguro que has caído ya en la tentación de andar con cuñas. ¿Por qué? Porque con las cuñas resulta más fácil caminar porque el tacón está unido al zapato dándote mucha más seguridad y equilibrio. Si no, ¿por qué iban a ser una de las opciones más usadas cuando llega la primavera y verano?

 

Plantillas para tacones – Las mejores aliadas contra el dolor

Pues no, si estás buscando que te diga en algún momento que los zapatos de tacón no duelen…¡lo siento, no lo leerás! Siento comunicarte que sí, que andar con tacones sí duele, pero…¡Estilizan tanto!

Las plantillas se han convertido en nuestras mejores amigas si queremos lucir unos tacones de escándalo sin sufrir mucho dolor.

Si vas a la farmacia puedes comprobar que existen distintos tipos de plantillas para tacones. Ahora básicamente las puedes encontrar de gel o de silicona. La función principal no es solamente suavizar el dolor que te pueden crear  andar con tus zapatos sino también evitar que el pie se deslice. Seguro que te ha pasado alguna vez que te has puestos unos tacones y el pie se resbalaba o se te salía.

Busca que sean cómodas. Que no te moleste el pie. A ver si en vez de ayudarte te va a generar más rozaduras o vas a estar incómoda por las plantillas y no por los tacones. Por ahorrarte unos euros no te vayas a comprar las que son más malas. Busca que sean de calidad no solo en su composición sino también en su acabado.

Además, como ahora existen todo tipo de plantillas es muy difícil no dar con la que más se puede ajustar a lo que necesitas. Las hay para colocarlas en la parte del talón, en la parte de las almohadillas, las hay enteras, medias plantillas, almohadillas de agarre,

¿Andar con tacones adelgaza?

No sé cuántas veces habré escuchado esta pregunta. Tanto como adelgazar pues… ¡no! Si realmente quieres adelgazar apúntate al gimnasio o sal a correr.

Pero sí que es verdad que el uso de los tacones lleva consigo unos beneficios. Te los cuento:

  • Estiliza tu silueta: como ya sabes, caminar bien con tacones alarga tu silueta. Te sientes más alta, con más cuerpazo y también…¡más atractiva!
  • Te da más seguridad: esto va relacionado estrechamente con lo anterior. Cuanto más guapa te veas más confianza tendrás en ti.
  • Mejora tu postura: sí, porque cuando llevas tacones debes tener apretada la zona de las abdominales y el glúteo, tal y como te he contado antes. De esta manera estás fortaleciendo ambas zonas.

 

La última tips para caminar con tacones es que tengas cuidado con el suelo. Me explico. Imagínate que vas a un evento al aire libre o a una boda. Estás super elegante y te sientes estupenda. De repente llegas a una zona con césped y resulta que cuando comienzas a andar te clavas en él y te caes de bruces contra el suelo. Todas las miradas se giran hacia ti y no sabes si reír o llorar.

Así que, ya sabes…¡fíjate por donde andas!

Te espero en mi próximo consejo.

 

 

 

 

 

Cómo elegir las gafas graduadas o de sol que más te favorecen

Cómo escoger gafas de sol o graduadas: ¿Por moda, gusto o forma del rostro?

Lo más importante a la hora de elegir las gafas es que… ¡te gusten! Que te las pongas, te miras al espejo y pienses…¡Pero qué guapa estoy! La buena elección siempre será aquella que te de seguridad y confianza.

Una vez que tienes ya claro eso, te voy a explicar cómo escoger las gafas adecuadas para ti.

 

 

Cómo escoger unas gafas de acuerdo al rostro

Cada persona se caracteriza por tener un determinado tipo de rostro. Igual que existen diferentes tipologías corporales de mujer, también hay variedad en la forma del rostro.  Según sea la tuya, tu gafa ideal será una u otra:

  • Cara redondeada: por normal general se suelen caracterizar por tener una frente amplia y unas mejillas grandes por lo que se busca alargar y estrechar las líneas. Para conseguirlo es recomendable que utilices unas gafas cuadradas o angulosas. Si no lo haces acentuarás tu redondez. ¿Y qué pasa si la acentúas? Que corres el riesgo de tener una cara de pan tremenda. Al utilizar unas gafas rectangulares suavizas las líneas curvas de tu rostro. Las monturas de tipo “mariposa” te estilizarán porque llaman la atención a la parte de arriba.
  • Cara cuadrada: debes suavizar tus rasgos con unas gafas redondeadas o con ángulos. Por que si te decantas por un tipo de gafas cuya forma es más bien cuadrada, lo único que estarás haciendo es acentuar mucho más tus rasgos rectangulares. Por este motivo es mejor que utilices diseños más redondos y ovalados. No utilices colores vivos que llamen la atención a la zona inferior de las gafas ya que así enfatizarás la barbilla resaltando más tu rostro cuadrado.
  • Cara ovalada: si este tipo de rostro es el tuyo… ¡estás de enhorabuena! Las diferentes partes que componen tu rostro están en armonía. Puedes llevar casi cualquier tipo de gafas. Así que si, este es tu caso, no pierdas el tiempo pensando qué gafas elegir porque te sentarán bien las redondas, cuadradas, con ángulos… ¡casi todas! Pero ojo, que no sean ni muy anchas, ni muy estrechas. Conserva el término medio. No hay que optar nunca por unas que sean más grandes que los rasgos del rostro, debes procurar que no se rompa la armonía que ya tiene tu rostro.
  • Cara alargada: el problema de este tipo de rostros es que son más estrechos de lo normal. Elige lentes ovaladas ya que con esto suavizarás y acortarás la forma de tu rostro. Las monturas es mejor que sean altas para así recortar tu rostro alargado. Y con respecto al puente es mejor que sea bajo para que te recorte la nariz.
  • Cara triángulo: al tener la mandíbula más ancha lo más recomendable es que busques unas gafas que potencie la parte superior. Para esto busca lentes que tengan colores llamativos en la parte de arriba de las lentes. Las monturas deben de ser anchas. Evita las varillas bajas, así no resaltarás tu mandíbula.

Como sabes, una de las claves de una buena asesora de imagen es saber reconocer no sólo los tipos de cuerpo que existen, sino también identificar las distintas formas de rostro que te acabo de explicar. Estos conceptos son de los primeros que aprenden mis alumnas del Máster en Asesoría de Imagen Personal y Corporal ya que son la base para poder aconsejar qué tipo de ropa le sienta mejor a una persona, cuáles son las gafas perfectas, qué complementos debe llevar o cómo debe ser su corte de pelo. Si a ti te gustaría también sacar lo mejor de las personas echa un vistazo a las formaciones que tengo en mi escuela sobre moda, estilo y saber estar.

Elegir la montura de gafas – ¿una tarea difícil?

Una vez que ya sabemos cuál es la forma de nuestro rostro, para escoger las gafas perfectas hay que saber cómo elegir la montura perfecta para ti.  A nivel estético debes tener en cuenta la linealidad de la gafa. ¿Y eso qué es?  Pues la línea horizontal que tiene la montura. Si te fijas hay diferentes modelos: unas tienen una línea recta, otras ascendentes y otras descendentes. En función de la imagen que quieras transmitir debes elegir unas u otras.  Por ejemplo, si quieres una imagen más serie la línea de tu montura de gafas debe ser horizontal. Si te quieres decantar por una imagen más femenina utiliza una ascendente. Esta es perfecta para las mujeres que tienen los ojos caídos ya que suben la mirada. Pero cuidado que si la montura es muy pronunciada al final parecerás la… ¡Señorita Rottenmeier!

Para el rostro redondeado no te recomiendo monturas demasiado cortas y gruesas.  Usa un puente transparente para potenciar tus ojos. Si tienes la cara ovalada no te aconsejo monturas que sean demasiado grandes. Utiliza monturas sutiles, al aire o parciales si es tu rostro cuadrado. Y si tu rostro es alargada te suelen quedar bien las monturas que son más largas de altura y más cortas que anchas. No utilices las monturas pequeñas porque potenciará tu longitud.

Gafas y nariz – ¿Cómo elegir el tamaño de las gafas?

Una vez que ya sabes qué tipo de rostro tienes y qué montura es más adecuada, es el momento de que tengas en cuenta otros elementos importantes a la hora de elegir tu tipo de gafas perfecta.

  • Puente: las hay de puente alto, medio y grueso. Este depende de la longitud de tu nariz. Cuánta más largo es el puente, más larga se ve la nariz. Así que si tienes poca nariz lo mejor es que utilices unas gafas con puente largo para que así estilices más tu rostro.
  • Las patillas: Lo que tienes que tener en cuenta es que las patillas acortan el rostro. Un consejo para todas aquellas mujeres que tenéis la nariz un poco pronunciada…¡alejaros de las patillas gruesas! No harán más que pronunciarla más. Si tu rostro es finito, lo ideal para ti es una patilla más fina para alargarlo.
  • Grosor de las gafas: si tienes un rastro alargado las gafas más gruesas te favorecen, en cambio si tu rostro es más pequeña te aconsejo un grosor más pequeño o mediano. ¿Qué conseguimos con esto? Que no haya más gafa que cabeza.

¿Cómo escoger gafas de sol o graduadas según el color de tu piel?

Para hacer una buena elección de las gafas perfectas influye también el color de tus ojos y el color de tu piel. Si el tono de tu piel es más claro, los colores que mejor te sentarán son los fríos como el azul, gris o negro. Si tu piel es morena es mejor que el color de las gafas tenga una tonalidad mostazas o ámbar. En cambio, si la tonalidad de tu piel es dorada a la hora de elegir montura decántate por los colores rosa, azul, crema o blanco.

Maquillaje y las gafas

A la hora de llevar gafas debes de tener en cuenta la manera en la que te maquillas. Cuánto más llamativa sean las gafas o más colores vivos tenga, más desapercibidos tienen que estar los ojos. Sino tu rostro estará demasiado recargada. Para eso puedes utilizar unas sombras marrones claras o colores pasteles. Si pones un poco de máscara de pestañas podrás alargar tus ojos.

Pero si la montura que llevas es muy fina, la manera de maquillarte es distinta a la que he explicado antes. Puedes utilizar colores mas fuertes.

Pero, ¿qué pasa con el tipo de lente y el maquillaje de los ojos?

Como sabrás, y si no lo sabes te lo digo, la lente será diferente según los problemas de visión que tengas. Las personas miopes utilizan unas lentes que hacen los ojos pequeños por lo que el maquillaje que se debe usar tiene que agrandar los ojos. En cambio, cuando se tiene hipermetropía, las lentes que se utilizan agrandan los ojos por lo que el maquillaje no debe resaltarlos más. Por ejemplo, colores oscuros.

La respuesta a la eterna pregunta de ¿qué resalto, ojos o boca?. Si utilizas gafas muy llamativas o grandes, no sobrecargues tu rostro con un pintalabios fuerte. Por el contrario, si el maquillaje de tus ojos es neutral o suaves es el mejor momento para colocarte un pintalabios llamativo.

Si tiendes a tener ojeras debes saber que las gafas las acentúan más por lo que te recomiendo que utilices un corrector. Elimina tu cara de cansada y escoge un corrector que sea un tono más claro que el de tu piel para que puedas ocultarlo sin problema con el maquillaje. ¡Así las gafas te sentarán genial!

Llegados a este punto quiero decir…¡Es el momento de que empecemos a ver las gafas como un complemento más! Es decir, utilizarlas, aunque no haya problemas de visión. Las puedes usar para darle un “toque” distinto a su look. En vez de cambiarte de collar puedes ponerte unas gafas. Hay mucha gente que lo hace y la verdad es que me ..¡Encanta!

Te espero en mi próximo consejo.

Ni un día más con cara cansada. ¡Siéntete guapa siempre!

Elimina ya tu cara cansada y despídete de esa mirada triste.

¿Quién no ha tenido una mala noche? Seguro que te ha pasado más de una vez que no has podido dormir bien. Cuando te faltan horas de sueño, la cara es la primera que te delata. Te levantas cansada, con la cara hinchada, la piel apagada y una mirada triste. Además, las ojeras parecen más hundidas y tus párpados caídos. Vamos que estás hecha una pena. ¿Cómo dar vida a un rostro cansado?

 

4 sencillos pasos para eliminar tu cara de cansada

Como habrás podido ver el en vídeo, el mejor aliado que tenemos para eliminar la cara de cansancio es el…¡Maquillaje! Sí. Si eliges de manera acertada los productos que te debes aplicar, conseguirás disimular esas horas de sueño que te faltan.

Lo más importante para conseguir mejorar el aspecto de tu piel es crear hábitos o rutinas saludables para tu rostro. El proceso que os voy a explicar debéis incorporarlo a vuestro día a día por las mañanas.

Con tan solo cuatro pasos básicos vas a conseguir despedirte de tu cara de cansancio. Olvídate de los maquillajes antifatiga y del maquillaje para cara cansada. Lo que te propongo es más sencillo y útil. Aplícate:

  1. Antiojeras y no iluminador: debes utilizar un corrector para mejorar las ojeras que la falta de sueño ha provocado en tus ojos.
  2. Rubor para darte un toque fresquito: no utilices base de maquillaje muy denso o pastoso. Esto no te ayudará nada, todo lo contrario, creará un efecto opaco en tu piel.
  3. Máscara de pestaña para abrir el ojo.
  4. Cacao sencillo.

Repite estos pasos todos los días y ya verás que siempre tendrás buena cara. ¡Te lo prometo!

Remedios para la cara cansada

Para mí, uno de los consejos de belleza para la cara más importante, es la exfoliación. Es muy necesaria porque eliminas las células muertas de tu rostro, permitiendo a tu piel poder recibir los nutrientes y oxigenarse. ¿Quieres saber cómo hacerte una crema exfoliante natural y sencilla? En este vídeo te cuento.

 

Es natural y la puedes realizar en casa muy fácilmente. ¡Pruébala! Yo estoy encantada. Es aconsejable que la realices una o dos veces por semana.

Como ya sabes el rostro refleja la esencia de una persona. Si te apasiona el mundo de la imagen y de la asesoría, imagínate poder dedicarte profesionalmente a eso. Saber crear la imagen perfecta para cada persona, asesorar en el maquillaje, en el corte y color del pelo, la barba, gafas…Con el Curso de Visagismo, Maquillaje y Cabello adquirirás los conocimientos necesarios para ser Asesora de imagen profesional.

Como ya hemos comentado en este artículo, uno de los síntomas que delatan que no has descansado bien, es que tu cara está hinchada. Para hacer bajar esa inflamación es recomendable aplicar frío. Con agua fría, con una de esas máscaras de gel que metes en el congelador, con pepino o manzanilla fría…elige el método que quieras, pero ponle frío a tu cara.

Dentro de los remedios caseros para la cara cansada que más me gusta, se encuentra el masaje facial. Es muy fácil de realizar. Con la yema de los dedos haz círculos sobre tu rostro. No te olvides de las orejas. Así estarás activando la circulación de tu cara y mejorarás la apariencia de tu piel.

El último consejo de belleza que te voy a dar para mejorar esa cara cansada es…¡una buena hidratación! Es fundamental que la piel esté nutrida. La falta de agua provoca consecuencias nefastas en tu rostro. Se marcan más las líneas de expresión y sufren los hilos tensores. Tu piel se apaga y se envejece mucho más rápido. Así que piensa en esto la próxima vez que no te apetezca aplicarte crema hidratante antes de dormir.

Como bien sabrás, a todos estos consejos hay que añadir la famosa frase de “beber más de dos litros de agua al día.”

¿Cara cansada con ojeras? No, gracias

Con mucha frecuencia suele ocurrir que no nos aplicamos bien el antiojeras. No tiene mucho sentido echártelo por todo el contorno de ojos, ya que sólo hay determinadas zonas de tu ojo en las que se notan las ojeras. Así que debes de aplicarlo sólo donde veas que tienes ojeras.

¿Cómo aplicar el antiojeras?

No lo hagas como si fuera una crema normal. Realiza pequeños toquecitos suaves debajo de tus ojos. El corrector debe ser ligero para evitar que se cuarteé y se marquen más las líneas de la cara.

¿Un consejo para quitar las ojeras?

Mejor aplicar dos capas finas por la zona de las ojeras, con un tiempo entre medias de diez minutos, a una capa demasiado gruesa.

¿Qué color usar para quitar las ojeras y disimular la cara cansada?

Aquí es donde reside gran parte del problema al que nos enfrentamos cuando usamos maquillaje para los ojos cansados. No elijas correctores demasiado claros o blanquecinos porque no te quedarán bien. Sí que es verdad que, según tu tono de piel, el corrector debe ser un poco más claro que la base, pero sin pasarse porque si no queda muy artificial. Para ojeras marrones utiliza un tono anaranjado, para las violáceas usa un color ligeramente rosáceo y para disimular una ojera suave tu color es el beige. Así parecerás menos cansada.

A todos estos consejos de belleza para la cara, hay que añadirle una… ¡vida sana!. A mi no me falla, cuánto más ejercicio hago, mejor duermo. Por muchos tratamientos faciales que te hagas, los signos de fatiga aparecerán sino existe un estilo de vida saludable.

Llegados a este punto, solo puede despedirme diciendo…

¡Adiós cara cansada!

Te espero en mi próximo consejo.

Saber vestir según los tipos de cuerpo. Aclara tus dudas

 Tipos de cuerpo: ¿Cómo vestir según el tuyo?

Existen muchos tipos de cuerpo de mujer. La mejor manera de identificar el tuyo es mirándote en el espejo. Cuando estés delante, presta atención solo a las partes de ti que te gustan y olvídate de aquellos defectos que tienes. Fíjate en la alineación de tus hombros con tus caderas ya que esto te indicará qué tipología es la tuya. Una vez que la identifiques, ya será más fácil saber cómo vestir según tu tipo de cuerpo.

 

 Tipos de cuerpo de mujer

Por norma general lo que se busca al vestir es el equilibrio entre hombros y caderas, resaltando a su vez un poco la cintura. Según la forma de tu cuerpo, el tipo de ropa que debes utilizar para mantener este equilibrio será uno u otro.

Controlar este tipo de cuestiones es fundamental si quieres dedicarte profesionalmente al mundo de la imagen y de la asesoría. Debes saber identificar cuáles son los tipos de cuerpo de mujer y qué prendas le favorecen más. Si quieres ampliar más tus conocimientos y dedicarte de manera profesional al mundo de la imagen, échale un vistazo al Máster en Imagen y Asesoría Personal.

Para que sigas aprendiendo, te cuento cómo vestir según el cuerpo que tengas.

  • Reloj de arena

Si esta es tu tipología…¡Enhorabuena! Esta forma de cuerpo es una de las más armónicas tipológicamente hablado. Es decir, si te acuerdas de lo que te he comentado antes, el equilibrio entre caderas y hombros, en este caso es perfecto. Pero ojo, con esto no te estoy diciendo que te puedes poner lo que quieres, sino que te resultará más sencillo saber cómo vestir.

A la hora de buscar un conjunto debes buscar siempre respetar ese equilibrio que de manera natural tiene tu cuerpo. Para sacarte el máximo partido te aconsejo que siempre resaltes tu cintura utilizando vestidos ajustados por esa zona. La falda de tiro alto en forma de lápiz o tubo te sentarán también genial.

Para que te ayude a visualizar esta forma de cuerpo te diré que Penélope Cruz es un gran ejemplo de este tipo de forma.

  • Cuerpo Redondo

Dentro de los tipos de cuerpos de mujeres, el de manzana es el que tiende a la redondez. Para conseguir transmitir una figura más alargada debes intentar buscar la máxima neutralidad en la zona de los hombros y del busto.

A la hora de vestir te recomiendo utilizar prendas superiores con tejidos finos que caigan evitando las prendas rígidas. Utiliza partes de arriba sencillas, sin colores llamativos. Y para la parte de abajo lo mejor es que lleves pantalones y faldas rectas para evitar aumentar el volumen de esta zona.

No es recomendable que uses cuellos altos, pantalones de tubo, ni camisetas muy apretadas o con tirantes finos porque resaltarán aquellas zonas del cuerpo que no interesan.

El tipo de cuerpo de la cantante Adele se corresponde con el de manzana.

  • Cuerpo de triángulo

Esta forma de cuerpo se caracteriza por tener los hombros más estrechos que la cadera. El problema no son las caderas sino los hombros. Para dar uniformidad a este tipo de cuerpo hay que neutralizar la parte de la cadera mediante tonalidades más oscuras.

La clave está en llamar la atención sobre los hombros utilizando colores claros o llamativos. Usa partes de arriba que dejen los hombros al descubierto como palabra de honor o de tirantes finos. Camisas o blusas con volantes. Juega con las americanas y hombreras para que te den más amplitud en los hombros.

Como te he comentado, hay que desviar la mirada hacia la parte de arriba y no resaltar la parte más ancha que en este caso son las caderas. Lo más importante es que el tiro de la falda y el pantalón sean altos. Si te gustan los pantalones pitillos, siento decirte que no es la prenda que mejor te sienta. Pero puedes solucionarlo con unos tacones.

La mejor tips para vestir con este tipo de cuerpo es evitar usar pantalones anchos y prendas ajustadas en la parte superior ya que resaltará más tus caderas. Y nada de usar pantalones bajos ya que coincidirían con la parte de tus caderas y dibujarás una línea horizontal en esa zona resaltándola. Si subes el tiro del pantalón te sentirás más guapa.

La cantante Jeniffer López es un buen ejemplo de mujeres con cuerpo de pera.

  • Cuerpo Triangular invertido

Son las mujeres que tienen más hombros y espalda que cadera, pero sus piernas son delgadas.  En este caso se puede jugar con una variedad de prendas mucho más amplia que la anterior.

Una de las tips para vestir bien según esta tipología, es la de resaltar las caderas porque son más rectas. Por eso debes buscar siempre prendas que tengan más brillo o colores claros. Con respecto a los hombros busca camisas o jerséis que tengan caídas suaves, que no sean muy armados ni tengas hombreras. La mejor manera de romper con la anchura de los hombros es utilizando escote ya que llamarás más la atención sobre esa zona.

Los pitillos os quedan muy bien porque como sabes ensancha la cadera. También el tiro bajo del pantalón. Y si ya lo combinas con unos tacones te quedará espectacular. Sí, ya sabes que me encantan los tacones.

Angelina Jolie se caracteriza por tener esta tipología de mujer.

  • Cuerpo Rectangular

Dentro de los cuerpos de mujeres este se defines porque los hombros y las caderas están en la misma línea, pero no tienen cintura.  

Si esta es tu forma de cuerpo debes resaltar la figura. ¿Cómo lo haces? Potenciando los hombros y las caderas para que así elimines tus líneas rectas.

Y ¿cuáles son los vestidos para el cuerpo rectangular? Utiliza vestidos o prendas con cuello halter. Para dar volumen a las caderas utiliza un drapeado o con pinzas. Los pantalones que más te favorecen son los rectos o aquellos que son un poco acampanados. Una prenda que también te favorecerá es el chaleco ya que ayudan a ensanchar los hombros y marcar la cadera.  Te recomiendo no usar prendas de arriba cortas. Alárgalas hasta la cintura, si no estarás acortando más tu figura.

Una de las máximas representantes de este tipo de cuerpo es Cámeron Díaz.

Ahora que ya sabes cómo vestir según tu cuerpo, te toca… ¡sentirte guapa!

Te espero en mi próximo consejo.

 

Construir el mejor fondo de armario: Antes de comprar, tirar

 ¿Qué es tener un buen fondo de armario?

La clave para tener un buen fondo de armario es poder ver toda la ropa que tienes en él. Así que, antes de que empieces a comprar toda la ropa que ves en las mil y una “lista de fondo de armario”, empieza por organizar el tuyo.

 

Las modas y tendencias que van surgiendo y el hecho de que cada vez la ropa sea más barata, hacen que en tu armario se acumule ropa y más ropa sin saber realmente qué es lo que tienes. Y al final, a pesar de tener tanta variedad, terminas poniéndote lo mismo. ¿Por qué? Porque sólo te pones lo que ves.

 

Básicos de armario: ¿Cuántas prendas tiene un buen fondo de armario de mujer?

Sí, existe un número determinado de prendas para poder tener un buen fondo de armario.

 

Como te he explicado en el vídeo, la clave está en que por cada chaqueta o americana que tengas, debes tener dos prendas inferiores. Entendiendo que pueden ser indistintamente pantalones o faldas.

Por cada parte inferior que tengas, busca tres prendas superiores. ¿Por qué? Porque normalmente nos cambiamos más de la parte de arriba que de la de abajo. Si lo haces al revés, es decir, cambiar más de pantalones que de camisas, dará la sensación de que no varías tu indumentaria.

Y, por último, por cada prenda superior busca un zapato distinto. Pero ojo, dándole variedad. No vayas a tener el mismo tipo de zapato en distintos colores. Juega con los modelos como botas, zapatillas, manoletinas…

Ya sabes cuáles son las prendas básicas en un guardarropa. Porque si haces bien las cuentas con 19 prendas puedes realizar 98 combinaciones distintas. ¡Esto sí es tener un buen fondo de armario!

Como te habrás dado cuenta no he mencionado si es básica la ropa o no. Es decir, no he entrado en si debes tener un tipo de vestido o un determinado estilo de pantalones.  Elige las prendas en función de tu personalidad. Siguiendo las pautas que te he contado antes, puedes crear un fondo de armario de una mujer de 40 años que de uno de 20. Cada persona debe elegir las prendas en función de cómo le hagan sentir. Siempre deben ser aquellas con las que te sientas segura y cómoda.

A veces no es tan sencillo identificar cuáles son esas prendas que sacan lo mejor de ti. Si tú eres esa persona que sí sabe identificarlas y a la que siempre acuden tus amigas para que les aconseje sobre qué comprarse, el Máster de Asesoramiento en Imagen Personal te ayudará a convertir tu pasión en una profesión. Te abrirá una oportunidad laborar que a día de hoy desconoces.

 

El secreto de un buen fondo de armario: Tirar antes que comprar

Sí, porque antes de comprar nuevas prendas es necesario ordenar y deshacerte de aquellas que ya no te sirven.

 

A casi nadie le suele gustar eso de tirar ropa. Siempre estará esa prenda que te encanta, te ha costado una pasta o tiene un gran valor sentimental. El caso es que te resulta difícil, por no decir imposible, deshacerte de ciertas prendas de tu armario. Y, no me estoy refiriendo al típico jersey básico de mujer. Si no a las camisas que te quedan enormes, esos pantalones que te quedan pequeños pero los guardas para cuando adelgaces y las camisetas que te trajo tu madre de recuerdo de New York, París y Toledo.

 ¿Cómo deshacerte de la ropa que no te sirve del armario?

      1. Saca toda la ropa del armario y ponla encima de la cama. Cuando digo toda, es TOODAAA.
      2. Prepara una bolsa de basura negra. ¿Por qué negra? Pues básicamente para evitar cosas como…”Ay pero cómo voy a tirar esta cazadora si me encanta” mientras la sacas de la bolsa y la vuelves a colocar en tu armario. Al ser la bolsa negra, evitas este tipo de tentaciones.
      3. Tira todas las prendas que:
        • No te gustan.
        • El color no te sienta bien.
        • Están mal conservadas.
        • Ya no estén de moda o hace más de dos temporadas que no usas.

    Sobre todo, tira la ropa que sabes que no te pones. Y no guardes esos vaqueros para cuando vayas a adelgazar porque es una tortura psicológica. Cada vez que abres el armario y ves los vaqueros escuchas…¡Gorda! Y ¿a qué a nadie le gusta eso? Así que olvídate de esas prendas porque sabes ¿qué? Que cuando adelgaces querrás comprarte ropa nueva, así que… ¡deshazte de esas prendas ya!

    ¿Qué hacemos con las camisetas que nos traen de recuerdo? Sí, seguro que tu armario también está lleno de las típicas camisetas de New York, Amsterdam o Hard Rock. Si es así mételas todas en una caja y ponlas debajo de la cama. Es normal que no quieras tirarlas, pero no las tengas en tu armario ocupando sitio.

    ¿Cómo ordenas las prendas básicas de tu fondo de armario?

    Es mejor separar la ropa por categoría y no por colores. Es recomendable tener lo que usas durante el día como las chaquetas básicas, lo de la noche, las camisetas de cuello alto, las de manga corta… Visualmente es más fácil de saber qué se tiene en el armario cuando la ropa está ordenada por categorías.

     ¿Qué ocurre con los zapatos?

    También es importante saber qué zapatos tenemos. Con mucha frecuencia ocurre que no sabemos ni los que tenemos porque están guardados en cajas. Si es así, haz una foto y se la pegas a la caja para saber qué zapatos tienes ahí.

    Como te he dicho al principio, el construir un buen fondo de armario se reduce a poder ver toda la ropa que tienes de un simple vistazo. ¡Se acabó el ir separando montones de ropa para buscar lo que te quieres poner! Porque al final cuando no sabes cuánta ropa tienes terminas poniéndote lo mismo. Y siempre es: lo que está a la vista.

    Pero recuerda que, a la hora de crear un fondo de armario de hombre o de mujer, lo importante es que las prendas que tengas en él te queden bien. Busca aquello que te hacen sentirte segura de ti misma.

    Y, por último, te daré un consejo muy útil. Antes de ir a comprar haz una lista. ¡Sí, como lo oyes! Haz un presupuesto en función de las prendas que te hacen falta. Si no terminarás comprándote aquello que te encanta y que tienes repetido en tu armario. Porque, ¿a qué te ha pasado más de una vez que cuando vas de tiendas terminas comprándote una prenda capricho? Así, lejos de construir un buen fondo de armario lo estás destruyendo.

    Te espero en mi próximo consejo.