¿Y si el color frío de tu ropa no dice lo que quieres?

Colores fríos en tu ropa; ¿Qué transmites?

Detrás de cada color hay una emoción escondida. Todos sabemos que el color de la pasión es el rojo. O que las paredes de los hospitales ya no se pintan de blanco porque se busca generar alegría o calma dependiendo de la sala. Los colores transmiten unas sensaciones. Es lo que se conoce como la psicología de los colores: el negro es respeto y elegancia, el blanco pureza y limpieza, el gris es neutro y el azul confianza. Pero, ¿cómo influyen los colores a la hora de vestir?. Una cosa es el color que más te gusta y otra bien distinta es el color que mejor te queda. Pero antes de nada, voy a explicar brevemente qué tipos de colores existen.

¿Qué transmite la ropa de color frío y color cálido?

Como ya sabes los colores primarios son el amarillo, azul y magenta. Según las proporciones que se tenga de los colores primarios, la tonalidad será una u otra. Los colores cálidos son los que tienen una mayor cantidad de amarillo. Las prendas de estas tonalidades transmiten cercanía, tranquilidad, serenidad…Si quieres saber más información sobre lo que transmiten los colores cálidos te lo explico en este vídeo.

Por el contrario, los colores fríos son aquellos que tienen una mayor cantidad de azul. De mayor a menor escala estarían los azules, luego los lilas, rojos azulados, fucsia, algunos verdes y negros. La ropa de esta variedad cromática transmite formalidad, seriedad, dureza…En este vídeo te explico más detenidamente los colores fríos y las emociones que genera.

¿Cómo saber qué tipo de colores te quedan bien?

Saber qué color te queda bien a la hora de vestir no es algo tan sencillo como seguir los consejos de tu madre o amigos. Con eso de…¡qué jersey tan bonito, ese color te favorece! No es suficiente. Que sí, que te favorecerá, seguro. Pero es necesario tener en cuenta otros factores para saber qué tonalidades son las que mejor te quedan.  Debes tener en cuenta el color de tus:

  • Ojos
  • Cabello
  • Piel

Y es que, aunque no te lo creas, la gama cromática de tu vestimenta va a ir en función del tipo de persona que seas hablando en términos estéticos. Hay personas cálidas y frías. ¿Sabes en qué se diferencian? Te lo explico.

¿Qué personas son cálidas y cuáles son frías?

Las personas que podemos considerar cálidas son las que tienen cabello castaño (toda la gama de castaño) con ojos marrones, color pardo (mezcla entre verde y amarillo) y la piel es de color beis.

Por otro lado, las personas que podríamos llamar frías son aquellas rubias platino, las morenas azabache con ojos azules o verde esmeralda y con un color de piel clara o tipo marfil.

Un ejemplo seguro que te ayuda. Jenifer López sería el ejemplo de una persona cálida y Nicole Kidman el de una fría. ¿Ves ahora la diferencia entre ambos perfiles?

Combina los colores según el tipo de persona que seas: fría o cálida

Ahora que ya has averiguado qué tipo de persona eres en función de tus características estéticas, es el momento de explicar qué tipo de colores te sientan mejor.

Si eres una persona cálida, te aconsejo que te pongas prendas de vestir frías. Es decir, azules, verdes, violetas…esto hará que se potencien tus rasgos. En cambio, si utilizas colores cálidos como el rojo, naranja, amarillos, verde limón… tu cuerpo se mimetizará con tu ropa. La sensación que se genera en tu piel es que se amarillea. No se potencia ningún rasgo. ¡Parece que estás cansada!

Pongamos un ejemplo que es como mejor se entienden las cosas. Si eres una persona morena, de piel beis, es decir, una persona cálida, el marrón no te sentaría nada bien. En cambio, con el gris estarás muy guapa.

Así que ya sabes, antes de ir a comprar, piensa cuál es la tonalidad que mejor te sienta y no te dejes llevar por el color que más te gusta.

Cuando NO te gustan los colores que combina con tu tipo de persona

Podría pasar, que una vez que leas esto y descubras el tipo de persona y la combinación de los colores que te quedan bien, pienses…¡Pues a mi no me gustan estos colores!

Que no cunda el pánico porque traigo la solución. ¡El maquillaje!

Sí. Porque con él puedes subir la tonalidad de tu rostro disminuyendo el efecto apagado que algunos colores transmiten. Por este mismo motivo, el verano es la época ideal para arriesgar más con los colores en tu vestimenta. ¡Vivan los colores llamativos! Cuando estás morenita, no sólo estás más guapa, sino que aumenta la tonalidad de tu piel pudiendo combinar casi cualquier tipo de color, cosa que en invierno sería imposible hacerlo.

Ahora que ya conoces la teoría, ¿a qué no es tan difícil saber combinar los colores a la hora de vestir? Si me conoces y has seguido mi trayectoria por OT, TV2, La Vanguardia… sabrás que me apasiona sacar lo mejor de las personas. Es increíble la sensación que te genera cuando ves que alguien recupera la sonrisa al verse guapa otra vez. No sólo estás mejorando su imagen sino también su actitud. Si tú también sueñas con dedicarte al mundo de la imagen y la moda el máster en asesoría de imagen personal te ayudará a crearte un camino dentro de este sector.

Recuerda que invertir en ti es la mejor inversión. Cuánto más guapa te veas, mejor te sentirás.

Te espero en mi próximo consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leido y acepto la política de privacidad