El mejor exfoliante facial casero. Bueno, natural, sencillo y barato.

Renueva tu cara fácilmente con este exfoliante facial natural.

Te voy a ser sincera. Estoy aquí porque he descubierto hace poco la mejor crema exfoliante que jamás he utilizado. Y no. No es la crema exfoliante corporal de Mercadona. Tranquila, que no te quiero vender nada. Sólo quiero contarte cómo, yo misma, me hago un exfoliante natural para el rostro con la que estoy encantada. ¡Nunca he tenido la piel así de suave y brillante! Te lo cuento rápidamente en este vídeo.

Te voy a hacer una pregunta rápida. ¿Cuánto dinero te gastas al año en productos de belleza? Es casi inevitable que invirtamos cierta cantidad de dinero en este tipo de productos. ¡Todas queremos sentirnos guapas! Pero se cae en el error, quizá con demasiada frecuencia, de pensar que cuánto más caro sea el exfoliante mejor será. Y a veces nos olvidamos de que las cosas naturales son una gran solución. De hecho, las civilizaciones antiguas ya utilizaban productos naturales para cuidarse la piel. Qué le pregunten a los egipcios.

¿Cómo hacer un exfoliante casero para la cara?

Lo mejor no es el dinero que me estoy ahorrando en comprar crema exfoliante. Sino la tranquilidad que tengo al saber que estoy aplicando en mi rostro productos naturales. Con todos los beneficios que esto aporta. Bueno y también…¡Por lo fácil que es hacerla!

Te explico cómo. Mezcla en un cuenco:

  • 3 cucharitas de azúcar
  • Un chorrito de limón
  • Una cucharadita de café de aceite de oliva

Una vez que esté bien removida la mezcla es el momento de aplicarla. Cubre tu cara y tu cuello con ella. ¡Que no se te olvide el cuello! Que muchas veces lo solemos pasar por alto cuando realizamos los rituales de belleza.

Sin ejercer mucha presión, masajéate las zonas donde te lo has aplicado. Limpia los restos que te han quedado. Si quieres, puedes utilizar un poco de agua para aclarar bien tu cara. Utiliza agua de rosas o algún tónico y luego hidrátate bien.

¿Por qué es importante un exfoliante facial?

Con el maquillaje, la contaminación, el cansancio…tu piel se va deteriorando. Normalmente, cada 28 días aproximadamente se produce un cambio de las células muertas por otras sanas. Pero esto no es sistemático. Diversos factores impiden que esto se produzca de manera continua, retrasando el reemplazo de células. Cuando esto sucede, la piel no puede absorber nutrientes ni oxigenarse por lo que al final, se apaga. ¡Todas hemos tenido la piel así en alguna ocasión!

La exfoliación no es otra cosa que eliminar las células muertas e impurezas que se acumulan en tu rostro. Es una manera de acelerar el proceso de regeneración, obteniendo una piel limpia y más luminosa. Sentirás que cada vez que te exfolias renuevas tu piel.

¡Ojo! A la exfoliación le debe de acompañar un ritual de limpieza del rostro. Ya sabes, limpiar, hidratar y nutrir.

¿Cada cuántos días uso mi exfoliante casero?

Lo recomendable es que te exfolies la piel del rostro una vez a la semana. Nunca más veces ya que, como sabes, la piel de la cara es mucho más sensibles que la del resto del cuerpo.

La exfoliación facial es solo un paso. Hay muchos más aspectos que debemos tener en cuenta para sacarnos el máximo partido. Por este motivo he creado el curso Visagismo, maquillaje y cabello. Adquirirás los conocimientos necesarios para asesorar en el maquillaje, accesorios, barba, gafas, medicina estética…Serás capaz de conseguir la mejor versión de ti o aconsejar a los demás.

Te espero en mi próximo consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leido y acepto la política de privacidad