Pelo liso o rizado: ¿Qué quieres transmitir?

Como se suele decir siempre queremos aquello que no tenemos. Y está más que comprobado que la mujer que tiene el pelo rizado, le encantaría lucir una larga melena lisa. Y, al contrario. ¿Qué mujer con pelo liso no ha soñado con unos rizos bien definidos? Pero antes de querer decantarte por un estilo de pelo u otro, primero debes de saber qué transmite el pelo liso o rizado.

Pelo liso: transmite una imagen más seria, formal y elegante. Pero al tener menos cantidad de queratina hace que sea más débil por lo que se cae con más facilidad. Los peinados duran menos que en los cabellos rizados.
Pelo rizado: da una imagen más dinámica, jovial, divertida y cercana. Pero, como en el pelo liso, también tiene su parte negativa. Necesita una mayor hidratación y más cuidados por es mucho más seco.

Ahora que ya sabes qué es lo que transmite cada tipo de pelo te será más fácil decantarte por un determinado look u otro.

¿Qué prefieren los hombres, pelo liso o rizado?

Cuando me hacen esta pregunta no puedo evitar contestar: ¿Qué más te da cómo prefieren los hombres el pelo de las mujeres? La pregunta que te deberías de hacer es: ¿Cómo me siento mejor, cuando llevo el pelo ondulado o liso?

No hagas las cosas porque supuestamente “les gusta a los hombres”. Primero porque cada hombre es un mundo y tiene sus propios gustos. Sí, ya sé que existe una mayoría de hombres a los que le guste un determinado estilo de pelo pero…¿qué más da? ¿Cuál es el que te gusta a ti?.

Y segundo, te diré lo que seguramente has escuchado más de una vez, pero que es cierto. A los hombres les gustan las mujeres seguras de sí mismas. Y, ¿cómo te sientes tú más segura: con el pelo rizado o liso? Pues ahí tienes tu respuesta. No olvides que a la primera persona a la que le tienes que gustar es a ti, así que elige tu “look” según lo que quieras transmitir. No caigas en el error de “disfrazarte” de algo que no eres por querer gustar.

Pero, ¿por qué tenemos el pelo liso o rizado? ¿Qué lo determina?

La famosa queratina. Esta es una proteína que se encarga de dar forma a la estructura creando cadenas dentro del pelo. Estas cadenas se unen unas a otras por los enlaces de disulfuro cuya posición será la encargada de definir la forma del pelo: rizado o liso:

Rizado: cuando los enlaces de disulfuro están en diagonal adquiriendo forma de espiral.
Liso: los enlaces de disulfuro están rectos permaneciendo paralelos unos a otros.

La queratina se encarga de dar fuerza al cabello. La cantidad que tenga tu pelo de esta proteína va a determinar si el cabello es más fino o grueso. “El pelo fino tiene un 50% menos de proteínas que el pelo grueso. Por eso, un pelo lacio tiende a ser más flexible, lo que hace que se caiga recto con facilidad, sea más débil y más propenso a la rotura y a las puntas abiertas. También tiene menos probabilidades de mantener un peinado en comparación con un cabello de fibra más gruesa”, explica la científica especializada en asuntos capilares, Jeni Thomas.

Pero no sufráis las que tenéis el cabello liso por que las mujeres que tienen el pelo rizado también sufren lo suyo. Según explica Jeni Thomas “el pelo rizado a menudo se siente seco, ya que en comparación con una fibra recta, se necesita más tiempo para que los aceites del cuero cabelludo se muevan hacia abajo e hidrate bien toda la fibra”.

Reitero lo que te decía al principio, siempre queremos lo que no tenemos. Pero hay que ser conscientes que cada forma de pelo tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, así que empieza a disfrutar el pelo que te ha dado la naturaleza. Que por cierto, pocas veces se equivoca.

 Según mi cara: ¿Qué me queda mejor, el pelo liso o rizado?

El visagismo estudio la forma y las proporciones del rostro. Y, en función de estás, propone cómo maquillar y peinar a la persona. Es decir, si tienes una cara ovalada te sentará mejor un tipo de peinado, de maquillaje y de gafas.

Como a nosotras lo que ahora mismo nos interesa es saber qué tipo de peinado sienta mejor según el rostro, nos centramos en eso:

Cara redonda: con peinados medios o largos, lisos y rectos. Preferiblemente que superen la barbilla ya que se consigue disimular la redondez. Evita que tu corte de pelo te de volumen porque conseguirás el efecto contrario. Resaltar la forma de tu cara.
Forma de corazón: este tipo de rostro es el que termina en un mentón respingón. Y lo que se busca es disimular la parte superior de la cara, Para eso lo mejor es una melenita con raya al lateral o en el centro.
Cara alargada: lo que hay que evitar con este tipo de rostro es alargarlo más. Para eso la mejor opción son las medias melenas y con volumen ya que proporcionarán una mayor redondez. Sin duda estarás guapa con el pelo ondulado o con rizos. ¡Huye de las largas melenas lisas!
Cara ovalada: esta opción es la que más versatilidad ofrece, por eso se le llama el “rostro perfecto”. Sin duda un corte de pelo a capas es el que mejor te favorecerá. Puedes jugar con cualquier estilo de peinados ya que casi con seguridad te sentarán muy bien.

Una vez explicado el tipo de peinado según la forma de tu rostro, seguro que te interesa el artículo de cómo elegir las gafas graduadas o de sol según la forma de tu cara. 

¿Qué rejuvenece más el pelo rizado o liso?

A esta eterna pregunta te diré que ninguno. Como habrás leído en la parte de arriba, no existe un determinado estilo de pelo que te haga parecer más joven. Para encontrar realmente cuál es el “look” que más te favorece es necesario tener en cuenta diferentes variables como la forma de tu cara, color de ojos, si llevas gafas, cuál es la imagen que quieres transmitir…

Todas estas características se estudian en el Curso de Maquillaje, Visagismo, y Cabello que forma parte del Máster de Asesoramiento en Imagen Personal. Como verás son la base para poder aconsejar correctamente a una persona cuál es el estilo que más le favorece. Si tú quieres dar rienda suelta a tus inquietudes en el mundo de la asesoría de imagen y dedicarte profesionalmente a esto, te aconsejo que le eches un vistazo. Puedes convertir tu hobby en una manera de ganarte la vida.

Te espero en mi próximo consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leido y acepto la política de privacidad