Mejora tus relaciones, no solo contigo [email protected], sino con tu entorno.


A los clientes, a los compañeros, incluso a los jefes los podemos querer. Obviamente no con el mismo tipo de amor que a los seres que hemos escogido en la vida. Tras mucho tiempo con las mismas personas (tanto en el entorno profesional como en el personal) la rutina hace mella y el «amor» se desvanece.

Es curioso, porque el amor se define como un sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo mejor. Y yo pienso: pues a los clientes, a los colegas e incluso a los jefes los podemos querer. A los clientes para que nos compren, a los compañeros para que nos aguanten (y viceversa), a los jefes para que nos tengan en cuenta. Piensa que seguramente pasas más tiempo con ellos que con las personas que realmente quieres o has escogido en la vida. Cuando nos desenamoramos de las personas que nos rodean (tanto en el ámbito profesional como en el personal), lo más fácil es tirar la relación por la borda, culpar a los demás y romper o decidir seguir, pero infelices. Sin embargo, la pregunta que debemos hacernos es: ¿qué estoy haciendo yo para mantener esa relación?


La decisión está en tus manos, ¿sigues sobreviviendo o decides vivir bien?

Secciones del curso

  El flechazo
Available in days
days after you enroll
  La seducción
Available in days
days after you enroll
  La convivencia
Available in days
days after you enroll
  La crisis
Available in days
days after you enroll
  Renovar votos
Available in days
days after you enroll

Mientras tanto, dísfruta de la charla TED

¿Qué pasaría si extrapolamos el proceso del enamoramiento a nuestra vida laboral, social o estudiantil?